FARMACIAS AL PIE DEL CAÑÓN: UNA LABOR ESENCIAL AL OTRO LADO DEL MOSTRADOR

Héroes anónimos que ponen su granito de arena.

Las más de 30,000 farmacias de México fomentan con su trabajo su compromiso.

Las farmacias son uno de los pocos servicios básicos que durante el estado de alarma de CORONAVIRUS han estado subiendo y bajando las cortinas cada día. Desde el inicio de la pandemia, a los dispensadores les ha tocando enfrentarse cara a cara con un virus que lo ha puesto todo “patas arriba”. Su trabajo no es fácil, han asumido nuevos cambios normativos, adaptado espacios a las necesidades de la crisis sanitaria y cambios en su día a día con los que en definitiva saldrán reforzados como servicio esencial y sanitario más cercano a la población.

Un héroe anónimo que pone su granito de arena.

Nuestros verdaderos héroes son el cuerpo médico, doctores, enfermeras y personal de un hospital, pero en cierta parte nos sentimos acogidos, pues las farmacias hacen un papel fundamental de suministrar los medicamentos en tiempo y forma para los pacientes. Ponemos nuestro granito de arena por así decirlo en toda la cadena.

¿Cómo es una pandemia trabajando en una farmacia?

Es algo sin precedentes a nivel mundial, nada que nos haya preparado para esta situación. Ni en el 2009 con la pandemia de influenza.

Si hemos sufrido desabasto, por cuestiones de automedicación más que nada de la población, sin embargo en lapsos cortos de semanas se restablecen los surtimientos y canales normales.

De artículos de protección para el COVID, estamos bien pues a pesar de no contar con previo aviso, muchas empresas que no eran del giro se sumaron a hacer nuevas líneas de producción (cubre bocas o importación) con un sobreprecio normal en dichos productos, pero lo normal en cuanto a la oferta y demanda.

¿Cómo trabaja la ANAFARMEX para ayudar a sus asociados?

La farmacia en México tiene un valor muy importante, pues muchas veces es el primer contacto de salud de la población. Anafarmex como Asociación, hemos trabajado en relación a fomentar las buenas prácticas de dispensación en medicamentos, promoviendo la capacitación y certificación del personal no profesional de las farmacias.

También hemos convocado webinars con expositores de primera línea en manejo de control epidemiológico para darle a la población y a los operadores de farmacia, información verdadera y científica para brindar seguridad a los pacientes.

Hemos iniciado campañas de primera mano en conjunto con las autoridades sanitarias para evitar la automedicación en la población. Y difusión especializada de alertas sanitarias en todos los consultorios anexos a farmacia.

También con la iniciativa privada, hemos construido alianzas para la difusión de campañas del uso correcto del cubre bocas.

Esfuerzos internacionales.

Nos hemos basado en el modelo mundial de certificar a los operadores de farmacias basados en modelos internacionales o estándares de competencial laboral, que hacen decrecer la sustitución de la receta médica y que es una práctica antirreglamentaria en México. Por otra parte esta certificación acredita al operador con valor curricular con las instancias educativas de nuestro país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.